Plaza Torres

Anteriormente tuvo el nombre de plaza de las Cortes de León. En una plaza de forma triangular en cuyo centro se ubica la escultura denominada Arco Viajero, obra de la artista holandesa Corinne van Bergen, ubicado en la plaza Torres de Omaña.

La plaza de las Torres de Omaña, situada en el corazón de lo que ahora popularmente se conoce como Barrio Romántico, pero que en realidad corresponde al Barrio de Santa Marina, debe su nombre a un antiguo palacio torreado propiedad de la familia de los Omaña, que se situó en el entorno de esta plaza.

En este rincón de la ciudad de León ha concentrado a lo largo de su historia gran cantidad de casas solariegas de la nobleza leonesa, dada su proximidad al entorno de San Isidoro donde se encontraba asentado el infantado y la realeza.

Destaca sobremanera el palacio del siglo XVIII llamado del Cardenal Lorenzana, llamado Don Francisco Antonio de Lorenzana, teólogo y humanista, nacido en 1822 en León, muriendo en Roma en 1804.

En el solar que ocupa el edifico de enfrente se levantó el palacio de los marqueses de Montevirgen, entroncados con los Quiñones, también conocido como Palacio de Santa Cruz.

Otro de los palacios que se alzaron en la plaza hasta no hace mucho tiempo es el del marqués de Santa Cruz, derribado en 1973.