León tiene química es un recorrido por las huellas urbanas que la ciencia ha dejado en la ciudad con el paso de los siglos. Está compuesto por una selección de lugares emblemáticos en los que afloran la historia, la arquitectura o la química como muestras representativas del conocimiento científico antiguo y actual.

En esta apasionante ruta por la historia de la ciencia leonesa, los viajeros podrán descubrir joyas de la arquitectura industrial que acogieron con gran expectación la llegada del primer ferrocarril, y que albergaron, siglos atrás, las primeras fábricas de la ciudad. Así, la arquitectura del siglo XXI, de gran espectacularidad, comparte espacio con algunas de esas impresionantes estructuras fabriles del siglo XIX.

Los viajeros también podrán rememorar el más importante acontecimiento que en el siglo XIX reunió en Leon a las Ciencias y las Artes de gran parte de España y permitió mostrar la gran relevancia para la época de su industria químico-farmacéutica.

Dicho evento se celebró en un edificio monumental, obra maestra del Renacimiento español, en donde se custodian valiosos restos arqueológicos.

Y finalizamos este itinerario científico fascinados ante una auténtica “industria de vida”: el frondoso parque donde, aún hoy, habita el recuerdo de personajes históricos apasionados del mundo natural. En el podremos descubrir como la ciencia nos demuestra que el bello colorido que exhiben sus especies botánicas y faunísticas es solo una cuestión de química.