Cruce de civilizaciones, estilos artísticos y destinos históricos, la capital leonesa ha dedicado las últimas décadas a combinar con inteligencia las más gallardas leyendas urbanas con el paso adelante arquitectónico, concretado en un ramillete de espacios públicos que aúnan utilidad y belleza.

Las calles centenarias del casco antiguo, sembradas de valiosos fragmentos de la vida local, han cedido cierta cuota de protagonismo en favor de otras arterias y monumentos que procuran a la ciudad un reconfortante baño de ego. León reinventa constantemente su entramado, mientras fabrica nuevos paisajes que son sinónimo de prosperidad. Así se conforma un vistoso envoltorio tejido con hilos de modernidad.

Documentos asociados a la ruta: León, moderno