Plaza de la InmaculadaEstá situada en el centro de la plaza Circular del ensanche, plaza que divide en dos la Gran Vía que va desde la plaza de Santo Domingo a la de San Marcos.

La imagen, esculpida en piedra blanca, es obra del escultor astorgano Marino Amaya, conocido en el mundo entero como el escultor de los niños. Marino nos ha dejado aquí una muestra excelente de su maestría en el arte de la escultura.

La imagen descansa sobre alto pilar de base cuadrada de piedra sillería almohadillada, llevando en cada cara embebida una pilastra lisa de capitel corintio. Se ensanchaban las bases para descansar en un cubo que tiene en cada esquina adosadas dos pilastras almohadilladas.

Es obra del arquitecto Cañas del Río. Este monumento fue inaugurado el 3 de junio de 1956.

En esta misma plaza podemos encontrar el edificio que hoy es sede de la Subdelegación del Gobierno de la ciudad.