AXÚDAME A SENTIR

“Axúdame a sentir” me decía Obdulia con frecuencia, mi abuela materna. Fue una de tantas catedráticas sin título en esa célebre universidad de la vida. Nada hay más necesario que sentir y tampoco hay momento más adecuado para perseguir ese verbo que los tiempos en los que vivimos: las humanidades se desvanecen al tiempo que crece el binomio virtual-máquina. Las artes, en general, atendieron históricamente a nuestra necesidad de sentir. Ese lugar sin algoritmos es una casa que debemos visitar tantas veces como nos sea posible. Celebrar la no virtualidad, abrazarnos, escucharnos, beber, bailar, sentir, escribir, dibujar, cantar, soñar.

 



Fecha:
Comienzo 19:30
abril 28, 2024