Félix, un hombre amante de la naturaleza y del legado de su tocayo el gran Félix Rodríguez de Fuente, habla de uno de esos días en los que, cámara en mano, solía recorrer los montes con la ilusión de poder grabar lobos en el que vivió una experiencia mágica que le permitió comprender mucho mejor el lenguaje de la naturaleza. 

El bosque se abrió ante él, contándole sus secretos y permitiéndole entenderse con algunos de sus fascinantes habitantes. Sin duda alguna fue con Tierra, con la que mejor conectó, forjando una amistad que aún a día de hoy perdura. Ambos tuvieron la suerte de poder conocer mejor el mundo del otro y no es extraño verles bajo la luna llena, cantando y contándose historias.


Datos de interés
  • Edad recomendada: a partir de 5 años.
  • Con aforo restringido. Reserva tu plaza en recepción de la biblioteca.
  • Atópico Teatro

Toda la información del evento, aquí



Fecha:
Comienzo 18:30
diciembre 22, 2022